El bracket se constituye en cada una de las piezas metálicas que se adhiere al diente y que forma parte de la ortodoncia infantil en Oviedo. Se utilizan preferentemente para que puedas corregir adecuadamente la posición de tus piezas dentales. Con una función eminentemente estética que te hará ofrecer una mejor imagen ante los demás. De todas las formas, estos aparatos fijos no son uniformes. Sino que por el contrario cuentan con una amplia variedad de modelos. Uno de los más relevantes son los brackets metálicos. Se caracterizan porque duran más y generan una elevada capacidad de adhesión. De la misma manera que son los más económicos de todos.

Otra alternativa está representada por los aparatos de zafiro. Entre sus características más relevantes destaca el hecho de que ofrece un aspecto estético más conseguido. De la misma manera que aparecen como invisibles a la vista de las restantes personas. Es por este motivo por el que muchos pacientes lo conocen como bracket invisible. Especialmente dirigido a la ortodoncia infantil en Oviedo. Mientras que por otra parte, otra opción son los brackets cerámicos y que se distinguen por ser muy estético y con una gran durabilidad. A la vez que están elaborados con materiales parecidos a la porcelana. Son muy seguros ya que en su superficie no tiene bordes y por tanto son muy cómodos de llevar.

Por último, destacan los de resina, policarbonato o plástico. Son los más económicos, pero a cambio van perdiendo su funcionalidad con el paso del tiempo. Mientras que por otra parte, es bastante frecuente que con su uso puedan llegar a quebrarse. Debido a que estos materiales no son tan compactos como los restantes. En cualquiera de los casos, desde Clínica Ibaseta contamos con un equipo de expertos en estética dental con los tratamientos más novedosos en blanqueamientos dentales.