El origen de la ortodoncia

98 535 00 82
El origen de la ortodoncia

En las clínicas de ortodoncia de adultos en Gijón puedes encontrar, hoy en día, numerosos tratamientos para devolver a tus dientes a su posición correcta. Los tratamientos de ortodoncia invisible son, probablemente, los más llamativos, y los más cómodos para los pacientes. Es el resultado de años de trabajo en un campo que empezó con unos instrumentos muy diferentes.

Hay que remontarse hasta la Antigua Grecia (en el siglo V antes de Cristo) para tener noticias de la primera persona que se refirió a la mala posición de las piezas dentales y de la posibilidad de corregirlas por cuestiones estéticas. Fue Hipócrates quien, en sus escritos, hizo referencia a estos asuntos.

El término ortodoncia se introdujo, no obstante, en el siglo XIX. Defoulon se refirió así a este tipo de tratamientos, y lo tomó de los vocablos griegos “orthos” (recto) y “odonthos” (dientes). En sus orígenes se tenía como un tratamiento más enfocado a la estética. Posteriormente se usaría el término ortopedia (“pedios” significa niño), para referirse a la aplicación de este tipo de tratamientos entre los menores para corregir algunas irregularidades en los huesos.

A pesar de que desde hace siglos se conocía la necesidad de hacer cambios en la posición de los dientes, lo cierto es que hubo que esperar siglos antes de que las innovaciones en la ortodoncia fueran realmente importantes. Los primeros aparatos para los dientes se empezaron a utilizar en el siglo XVIII, con la ortodoncia clínica. Sería Fauchard el que empezó a emplear “la bandelette”, en el que se basan los aparatos de expansión que se emplean en las clínicas de ortodoncia de adultos en Gijón.

En la Clínica Ibaseta también estamos especializados en tratamientos de limpiezas y blanqueamiento dental. Si quieres mejorar la imagen de tu boca nosotros podemos ayudarte. 

haz clic para copiar mailmail copiado